Las Cuatro Patas de la Felicidad

Tengo todo, pero aún no estoy bien

_HHH6921

Con frecuencia escucho esta frase, vamos a detenernos un poco en ella.

En primer lugar recogemos la definición de salud de las OMS: “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no sólamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

A ello le añadimos la tantas veces olvidada salud espiritual y ya tenemos las 4 patas del banco que sostiene nuestra felicidad.

Veámoslas con más detenimiento:

Es la que tradicionalmente se entendía por “estar bien”. También es a la que los servicios públicos y privados dedican casi la totalidad de sus recursos.

En el modelo integrativo incluye la alimentación ecológica basada en plantas, la flexibilidad, ejercicio, descanso, relajación, la evitación de exposición a químicos, drogas, etc.

Calidad de tu entorno de trabajo y vida, sentirte parte de la sociedad y de la naturaleza. Participar en tu comunidad cercana.

Sentirte conectado con lo que te rodea, creciendo y aprendiendo cada día, (no confundir con espiritismo o superstición).

Manejo de estrés, ansiedad y otras emociones y pensamientos. Buena comunicación intra e interpersonal. Disfrute de hacer algo constructivo…

Por supuesto, cada uno de estos aspectos da para trabajarlo durante toda una vida, y bueno, de hecho, la tenemos para dedicarla a ello. Basta con poner este trabajo como lo prioritario que es y no procrastinar o posponer las cosas importantes.

Otro aspecto importante para la salud integrativa es no delegar nuestra salud en otras personas o instituciones. Por supuesto, podemos pedir opinión y consejo a los expertos en cada materia, pero debemos ser nosotros/as mismos/as quienes tomemos las decisiones y asumamos los riesgos de equivocarnos. Esto no debe hacerse solo con un pensamiento puramente racional. Necesitaremos conectar con nuestra intuición o sabiduría más profunda. Las diferentes prácticas de meditación ayudan en esto. También, como se hacía en las antiguas tradiciones, un buen maestro o maestra en quien confiar puede allanar mucho el camino. Pero ojo, que no creen dependencias personales.

¿Por dónde empezar el cambio hacia la salud y felicidad?

La respuesta a esta cuestión no es única para todo el mundo. En general puedo aconsejar que si hay algún aspecto de la salud grave y urgente abordaremos primero ese. Pero si no, es mejor empezar por los más sencillos. También pueden trabajarse en paralelo, pero siempre priorizando los más accesibles, ya que si lo complicamos mucho corremos el riesgo de abandonar. ¡¡Los cambios tienen que ser divertidos y fuente de disfrute!!.

Carlos Faulin Garcia: Psicologo General Sanitario, Centro de psicologia Integrativa

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, me llamo Carlos.
¿En que puedo ayudarte?